Doctor, ¿qué me pasa? ¿necesito un coach?

Doctor, ¿qué me pasa? ¿necesito un coach?

junio 5th, 2012 // 12:30 pm @

También a mi me han preguntado muchas veces “¿qué síntomas tengo que tener para saber si necesito coaching?”.

Si bien la palabra “síntomas” nos hace sonreír a todos (no hay que estar “enfermo” para necesitar un coach…), la pregunta era en realidad muy lógica y nos hace reflexionar y llegar a la conclusión de que hay interés por el coaching pero mucha gente no sabe de qué se trata.

En Asturias aun no están muy demandados los servicios de coaching, mentoring ó business training, motivo por el que actualmente desarrollo esta actividad principalmente en Valladolid, Madrid y Alicante.

Como cualquier otra disciplina profesional que sea mínimamente novedosa, necesita de cierto tiempo de “reposo”, de asentamiento para delimitar claramente el campo de actuación y que sus “propiedades curativas” sean conocidas por el público.

Entonces, ¿qué es el coaching?, ¿qué no lo es?, ¿para qué sirve?, ¿quién lo necesita?. En definitiva, ¿es el coaching la “medicina” correcta?. En las siguientes líneas tratamos de daros los principales componentes de la “receta”.

Si necesitas un coach en Asturias, Madrid, Alicante ó Valladolid, ó si quieres un business trainer directivo sea donde te encuentres (en unas semanas estaré realizando un proyecto fuera de España) ponte en contacto conmigo y dime qué necesitas.

El coaching es una herramienta de desarrollo que ayuda al individuo a conocer su potencial e identificar qué puede hacer para conseguir aquello que quiera alcanzar. El coach facilita, ayuda, da el poder al cliente.

Su rol es completamente generoso, no hay egoísmo alguno en su actuación. Su objetivo es que el individuo obtenga la mejor imagen de sí mismo y llegue más allá de donde se creía capaz, tanto en habilidades como en desarrollo. El resultado es que el cliente es capaz de tomar sus propias decisiones con coraje y autoconfianza. El coach escucha y guía sin otro objetivo ni agenda personal que el propio éxito del cliente.

Cuando nos planteamos iniciar un proceso de coaching necesitamos considerar varios factores: el primer factor clave es el objetivo. ¿Para qué lo hago?, ¿qué quiero conseguir?

El coaching está indicado para un momento de cambio personal o profesional; cuando hacemos frente a un reto o a un cambio significativo en nuestra organización, como por ejemplo, una promoción, un cambio de equipo o de responsabilidades; ante cualquier momento de crecimiento personal que implique un cambio de comportamiento o de actitud importante.

El coach actuará como un alguien objetivo que apoyará y retará de manera constructiva con diferentes perspectivas, comportamientos, actitudes, etc. El coach sabrá cuando apoyar o cuando retar, cuando guiar o cuando provocar al individuo.

Cuando se trabaja el coaching de manera individual, ambos, coach y cliente colaboran para establecer y conseguir objetivos clave para su desarrollo y crecimiento, teniendo en cuenta las necesidades de la organización así como la experiencia, madurez, conocimiento y carrera profesional del cliente. El coach anima a la identificación de metas y a que estas metas se traduzcan en acciones y pasos medibles y alcanzables. El coach requerirá al individuo para que examine y adapte su proceso y busque nuevas ideas para conseguir su desarrollo y satisfacción personal.

Los resultados pueden ser extraordinarios. A nivel de una organización, las compañías que desarrollan una cultura de coaching, demuestran un gran compromiso con sus empleados para aprender y ser capaces de crecer. Estas compañías ganan su compromiso, lealtad e implicación, lo que en términos tangibles se manifiesta en un incremento de la motivación, eficacia y profesionalidad tanto de los individuos como de los equipos de trabajo.

Interesante blog donde está sacado este post

Comparte y difunde en redes sociales
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category : Blog

Deja una respuesta

Recomendaciones

"Un profesional excelente con amplia experiencia pese a su juventud. Lleno de ideas innovadoras, dinámico, motivador y ejecutivo. Combina creatividad y consultoría de manera práctica. Muy recomendable."

A. E. , Madrid

Suscríbete